Archivos de la categoría Comer

Pintxos del Bordaberri de Donostia

Pintxos del Bordaberri de Donostia 6 chalo84
DONOSTIA – SAN SEBASTIÁN
(GIPUZKOA)

Cuando paseo por la Parte Vieja Donostiarra (y puedo), hago un pequeño descanso para pasarme por el Bar Bordaberri. Siempre me he pedido el mismo pintxo: rissoto de hongos. Me encanta.

No es un bar con la barra llena de pintxos y es que, tal y como dice el “cartel” de la entrada: “Aki se guisa. Respeto y tradición unidos en una cocina”.

Pintxos del Bordaberri de Donostia 7 chalo84Pintxos del Bordaberri de Donostia 2 chalo84Pintxos del Bordaberri de Donostia 3 chalo84Pintxos del Bordaberri de Donostia 4 chalo84Pintxos del Bordaberri de Donostia 1 chalo84

Hace poco, en una ruta gastronómica para controlar el estado de la “no vesícula” extirpada a Andoni, probé 2 nuevos pintxos: el Kebab de costilla de cerdo y el pulpo a la plantxa con membrillo. Magnos.
Pintxos del Bordaberri de Donostia 5 chalo84

Este fin de semana, he pasado de nuevo por allí con 2 amigas catalanas. Decidimos pedir un poco de todo y aprovechar para probar alguno nuevo: el rissoto de setas (obligatorio), kebap de costilla de cerdo, pulpo a la plantxa con membrillo y carrillera de ternera al vino tinto. Increíbles.

El Bordaberri tiene unos pintxos exquisitos y es que, a cada uno de nosotros, nos encantó uno diferente. Todos estaban ricos pero había uno que nos gustaba especialmente: A Mònica le gustó la carrillera, a Aitana le gustó el Kebap y a mí, me sigue encantando el rissoto. [He probado alguna vez el rissoto de queso idiazábal, pero creo que mejor rissoto por un lado y queso idiazábal por otro.]

Pintxos del Bordaberri de Donostia 6 chalo84Pintxos del Bordaberri de Donostia 1 chalo84Pintxos del Bordaberri de Donostia 8 chalo84Pintxos del Bordaberri de Donostia 9 chalo84Pintxos del Bordaberri de Donostia 10 chalo84

Alitas de Villanueva de las Peras

VILLANUEVA DE LAS PERAS (ZAMORA)

El bar-restaurante “La Moña” en Villanueva de las Peras es famoso, no solo por sus pinchos morunos, que también, sino por sus alitas de pollo. Y es que pinchos morunos puedes encontrar en más bares de la zona, mejores o peores, pero esas alitas son increíbles.


Las alitas de pollo están hechas a la brasa y llevan por encima algo parecido a una vinagreta es-pec-ta-cu-lar. Todo, acompañado de pan “de pueblo”.
Por tanto, la visita es obligada.

Los calamares bravos de la Meji

DONOSTIA – SAN SEBASTIÁN (GIPUZKOA)

“La Meji” es como coloquialmente se conoce a “La Mejillonera”, un establecimiento situado en plena Calle Puerto de San Sebastián y que parece congelado en el tiempo.
Los camareros gritan las comandas, que se suelen resumir en mejillones, calamares bravos y bravas. La salsa es algo espectacular y es lo que le da ese punto a todo lo que allí ofrecen…

Al entrar te tropezarás con las conchas de los mejillones y el alboroto te hará pensártelo dos veces, pero si entras, repites.

Cada vez que puedo, me pido (como poco) media ración de calamares bravos. :)-

Hamburguesas del “Kiosko” en Barcelona

BARCELONA
Cuando pregunté a dónde podía ir en Barcelona a comer una buena hamburguesa, varias personas me recomendaron pasar por la hamburguesería Kiosko. Yo, como soy muy bien mandado, fui. Y lo agradezco en el alma.

Según llegas te das cuenta que las hamburguesas tienen que estar muy buenas. ¿La razón? La cola que hay para pedir y que el interior está siempre lleno. Cuesta encontrar un hueco para comer la hamburguesa allí sentado.

He tenido la oportunidad de comer allí dos veces (una vez dentro y otra vez para llevar) y las hamburguesas están exquisitas.

Cuando te toque pedir, tienes que elegir una hamburguesa del menú (que está en papel o sobre el mostrador): 12 tipos de hamburguesas y 4 tipos de pan, 4 estilos de patatas y varios extras para elegir… La hamburguesa es totalmente configurable. :P

A continuación os dejo algunas fotos de las hamburguesas; Primero, la que comimos en el local. La segunda, cómo lo preparan para llevar.

Os dejo la web para que decidáis si vais más tarde o más temprano, pero debéis ir.
http://www.kioskoburger.com/

Hamburguesas gigantes del Deluxe Bilbao

BILBAO (BIZKAIA)

El Deluxe de Bilbao es el típico restaurante al que llevas a alguna visita para dejarla alucinada con el tamaño de la comida en Bilbao. ¡Aiba la ostia Patxi!

Parece un restaurante normal hasta que ves la carta, donde puedes leer, de menor a mayor tamaño: “Hamburguesa gigante, txapela de Bilbao y catedral de Bilbao.”

Yo siempre pido una hamburguesa (o la deluxe o la original -foto-), pero mis acompañantes suelen variar o hacemos mitad y mitad. ¿Habéis visto qué pinta (y tamaño) tiene la hamburguesa gigante original?

Y no solo tienen gigantes las hamburguesas, sino que sus sandwiches, pizzas, etc. también tienen un tamaño desproporcionado. Evidentemente, la hamburguesa gigante está pensada para compartir, pero hay veces que… ufff. ¡Ya me entendéis! :P

Lo cierto es que si queréis comer unas hamburguesas diferentes, este es vuestro sitio. Evidentemente, no están maravillosas como otras de mis recomendaciones, pero me gusta ir de vez en cuando. Un sitio diferente.

Palmeras y corbatas gigantes de Unquera

UNQUERA (CANTABRIA)

Estando por Cantabria pasando un finde, nos enteramos de la existencia de “la casa azul”: un lugar de parada obligatoria para comer (y/o comprar para llevar) sus famosas corbatas y palmeras gigantes. Llegar a “la casa azul” es tan fácil como ir por la A8 y coger la salida 269. Enseguida veréis una casa azul, que será “la casa azul”. :P Puede parecer un restaurante normal, pero en cuanto entras por la puerta, enseguida te das cuenta que todo tiene un tamaño desproporcionado: ¡La barra está llena de palmeras y corbatas gigantes!

Podemos elegir entre 3 tipos de palmeras y corbatas gigantes: normales (caramelo), de chocolate negro y chocolate blanco.

Aparte de palmeras y corbatas gigantes, tienen lo que puede tener cualquier pastelería: donuts, bombas, napolitanas, etc.

Como no pudimos acabarnos una palmera gigante entre 3, se ofrecieron a poner los trozos que sobraron para llevar. Seguro que no éramos los primeros (ni seremos los últimos) que no pudimos con una palmera entera.

Los precios, una ganga: las palmeras naturales gigantes cuestan 2,80€ y la de chocolate 3,50€. Las corbatas naturales gigantes 3€ y las de chocolate 3,50€.

Los Egg and chicken rolls de Hot Kati Roll de Calcuta


CALCUTA (INDIA)
Ya habíamos leído en la prestigiosa guía de viajes Lonely Planet (edición inglesa) que una de las cosas que no nos teníamos que perder eran los rolls del establecimiento Hot Kati Roll de Calcuta pero todo el mundo allí también lo decía. El Hot Kati Roll es una evolución de un puesto callejero. Es el único puesto de alimentación de Park ST (luego hay restaurantes, pero es otra cosa totalmente diferente) y siempre está lleno. ¡Cómo nos sorprendió todo!
Abre a las 10:00AM y cierra bastante tarde, ideal para comprarte un roll según vas para casa. Se dedica a hacer únicamente y exclusivamente rolls, unos rollos de comida parecidos a los burritos mejicanos pero sin nada que ver, sobre todo por el interior. Es difícil de explicar.
La comida es muy especiada, pero fuimos decididos y pedimos el plato estrella: “Egg and chicken roll”. Te lo preparan al momento allí mismo y está delicioso. Cuando los probamos pensamos en repetir de lo buenos que estaban, pero justo fuimos capaces de terminarlos…
De precio suele estar entre 13 y 60rupias, pero el nuestro costó 20rupias (0.30€). Esta es la pinta que tiene y un amable señor os enseña cómo se come así. :P
Posiblemente estéis pensando en ir a India solo para probarlos, así que os lo localizo en el mapa. :)-

Manjares de toda la vida en Casa Pepa de Ferreruela

FERRERUELA DE TÁBARA (ZAMORA)
Casa Pepa de Ferreruela es ese típico restaurante del que has oído hablar pero no acabas de creer que exista aún. ¡Y gracias a Dios que existe!

Ese lugar en el que Pepa, muy amablemente, te va sacando platos y más platos sin preguntar qué es lo que quieres. Y no pasa nada, porque los platos están todos exquisitos.

Los platos varían según el día: hay platos que repiten diariamente en la “carta” (aunque en realidad no hay carta), pero otros van cambiando cada día ya que, depende del material que disponga Pepa; a nosotros nos tocó (y por ese orden en las fotos), ensaladas, mollejas a la plancha, bacalao con pimientos, pulpo, cordero, chuletas, bizcocho y arroz con leche caseros. También suele tener unas manitas de cerdo, patas de ternera, pulpo con patatas y crema de postre, que son de otra galaxia.

A nosotros Pepa nos ha echado la bronca por ir casi sin avisar y no tener mucho que ofrecer, pero, a pesar de eso, nos llevamos a casa chuletas y cordero porque no podíamos terminarlo. También se enfada sino quieres más… ¡¡Es como un restaurante regentado por tu abuela!!

El restaurante se encuentra en la plaza de Ferreruela y, si vais a ir, mejor llamar para reservar: 980591054. El precio es de risa, no más de 20€.

Traineras y txapelas del Askao, del Casco Viejo de Bilbao

BILBAO (BIZKAIA)
Muchos conocidos me habían hablando de las traineras y txapelas del Askao Berri, del Casco Viejo de Bilbao. Este fin de semana, he tenido la oportunidad de probarlos…

Las txapelas son unas medias lunas, rellenas hasta el borde (y desbordando) del plato que elijamos: Pato, ternera, bacalao, gulas, morcilla, hongos, pollo, salchicha y txistorra.

Nosotros elegimos la txapela de Gulas (gulas, huevo, patatas y gambas) ¡¡exquisito!! Para comer, hay que ir comiendo parte del relleno y sobrante con un tenedor hasta que podamos comerlo como un bocadillo.

Como también nos habían dicho que las traineras estaban ricas y las vimos baratas, nos elegimos una cada uno. Las traineras  son unos minibocaditos que decoran la barra y, una vez elegidos, pasan por el horno 1 minuto para tostar el pan y calentar el interior. ¡¡Otra exquisitez!!

Me ha encantado; seguro que volveré.

Muy buena calidad/precio. :))-

Udon Bilbao, un fast-food japonés

BILBO – BILBAO (BIZKAIA)
Habíamos ido a Bilbao expresamente a cenar en el León de Oro, pero mientras paseábamos, nos encontramos con el restaurante Udon, Noodles & Fun.

Nunca había comido en un japonés, así que decidimos entrar para probar. Sí que he estado en sitios de sushi, pero me apetecía el rollo ese de comer noodles…  Lo primero que tiene que quedar claro es que Udon es un fast-food. O así lo interpreté yo, tanto por lo que tardamos nosotros en cenar, como nuestros compañeros de mesa; por lo que tardaron en sacar la comida o por lo que decía la camarera.
(Entró un grupo de abuelas, pero al ver que los asientos no tenían respaldo, le pidieron sillas. Les dijo que “esto es para sentarse y comer rápido e irse, señora”).

El picoteo llegó tan rápido que nos hizo sospechar que sería todo congelado, recalentado o recién sacado del frigo. Las raciones un poco escasas… En las fotos, nuestro picoteo.

Wakame Salad (ensalada de algas wakame y algas agar agar con semillas de sésamo).

Crack Crunch (Dos langostinos crujientes rebozados en panko con salsa thai semi picante)

Gyoza (Dos raviolis japoneses de carne de cerdo).

A continuación, tocó pedir los platos principales.

Yo, que no tenía mucha idea, no me la quise jugar mucho y pedí Chicken Yaki Udon (Udon salteado con pollo, setas shiitake, cebollino, zanahoria, calabacín, brotes de soja y salsa yakisoba). Me gustó, aunque para la cantidad que es, me pareció muy caro. 8,95€.

En cambio, mi compañero de expedición, pidió Tampopo Ramen (Ramen noodles en caldo hecho con una base de soja, láminas de cerdo marinado -chashu-, naruto, brotes de bambú, cebolleta y alga nori). Ahí es cuando llegó el mayor problema, ya que los noodles no sabían a nada y lo eran todo en el plato: insípidos. Este “plato” cuesta la friolera de 10,95€.

Sé que las comparaciones son siempre odiosas y que las fotos de la carta nunca se parecen a la realidad (y menos en los restaurantes Fast-Food), pero…
¿Qué os parece la diferencia entre lo que trajeron con que debería ser?

De todas formas, es como pedir una hamburguesa de calidad en el Mc Donald’s. Vas a lo que vas y lo sabes. Vas a comer algo rápido y a pagar -relativamente- “poco”.

Pero Udon es un fast-food caro. Esta cena nos salió por más de 30€ y, debo decir, que al salir, nos fuimos directamente al León de Oro a re-cenar.