Manjares de toda la vida en Casa Pepa de Ferreruela

FERRERUELA DE TÁBARA (ZAMORA)
Casa Pepa de Ferreruela es ese típico restaurante del que has oído hablar pero no acabas de creer que exista aún. ¡Y gracias a Dios que existe!

Ese lugar en el que Pepa, muy amablemente, te va sacando platos y más platos sin preguntar qué es lo que quieres. Y no pasa nada, porque los platos están todos exquisitos.

Los platos varían según el día: hay platos que repiten diariamente en la “carta” (aunque en realidad no hay carta), pero otros van cambiando cada día ya que, depende del material que disponga Pepa; a nosotros nos tocó (y por ese orden en las fotos), ensaladas, mollejas a la plancha, bacalao con pimientos, pulpo, cordero, chuletas, bizcocho y arroz con leche caseros. También suele tener unas manitas de cerdo, patas de ternera, pulpo con patatas y crema de postre, que son de otra galaxia.

A nosotros Pepa nos ha echado la bronca por ir casi sin avisar y no tener mucho que ofrecer, pero, a pesar de eso, nos llevamos a casa chuletas y cordero porque no podíamos terminarlo. También se enfada sino quieres más… ¡¡Es como un restaurante regentado por tu abuela!!

El restaurante se encuentra en la plaza de Ferreruela y, si vais a ir, mejor llamar para reservar: 980591054. El precio es de risa, no más de 20€.

14 pensamientos sobre “Manjares de toda la vida en Casa Pepa de Ferreruela”

  1. Lo conozco.
    Cada vez que me acerco al pueblo, no perdono la cita a cenar por lo menos un día en “Casa Pepa”.
    Totalmente recomendado, pero si vais a ir, confirmar que haya sitio.

  2. Este sábado estuve por Zamora y he ido a comer a ” Casa Pepa ” y te he tenido en mi mente durante toda la comida.
    OH MY GOD !!! no me lo podía creer, no dejaba de traer comida, y todo buenísimo.

  3. De entrante puso ensalada mixta, pulpo, bacalao y mollejas a la plancha, de primero judiones con carne y patatas con morros, pero la buena señora deja las perolas y te sirves a tu gusto, de segundo, depués de insistir que no podíamos mas, nos dice que ” bueno un poco de cada para probar” y viene Pepa con una chuleta de ternera y unos trozos de cordero, I couldn´t belive !!!!, y ya de perdidos al río llegó el postre, arroz con leche, crema catalana y bizcocho con crema, además del agua, vino y café, total 20 euros, increíble, eso sí, este último michelín que me ha salido lleva tu nombre, jeje

  4. Buenisima comida, un lugar con las 3 B (Bueno, Bonito y Barato), un servicio cercano, afable casi familiar.
    He ido varias veces y si siempre esta lleno es por algo.
    En esas fotos faltan las patatas con pata y los habones, comida casera qeu se convierten en un autentico manjar.

  5. Hemos estado ayer tres personas comiendo: Nos animamos por las buenas críticas y fué decepcionante.
    Unos entrantes mínimos con un pequeño plato de pulpo (tamaño de postre) para tres y una ensalada.
    Luego patatas con pata o judiones con chorizo, muy grasientos ambos.
    De segundo cordero, que era fundamentalmente hueso. Trozos de la costilla.
    Sólo los postres se salvan de una mala comida.
    Cobrar por esto 20 €/persona es muy caro. En muchos sitios se come mejor y más barato

  6. Menuda puta mierda hoy Viernes Santo hemos reservado mesa para las 14.30 y hemos entrado a las 16 h. No se lo que les habrán servido a los demás pero ahora cuento lo que hemos comido de 1. Una pota de patatas con manos de cerdo y de 2. Una chuleta cruda y digo cruda una de arroz con leche(una cucharada para cada uno) y otra de crema catalana(la misma dosis todo 120€ del precio no digo nada pero que se queden sin comida y sigan metiendo agente lo veo una mierda.no quedando a gusto una mujer con una cosa granate se permitía reírse de tu ya consumida paciencia diciendo que comiéramos patatas que no sabia si comeríamos algo mas .La verdad es que Dios da mocos a los que no tienen pañuelo pero si tuviera que recomendárselo a alguien le mandaría antes a un Mc.Donals

  7. Semana Santa, reservamos mesa para comer seis personas a las tres y media
    Entramos a las cinco y cuarto y cuando por fin nos sentamos a la mesa no tienen comida, más allá de unas patatas con hueso para dar de comer al hambriento.
    Cuando reclamamos nos dicen que es lo que hay y si no estamos a gusto que nos marchemos.
    Yo me levanté porque no podía aguantar la situación.
    Entiendo que si hay una reserva adquieren un compromiso de atenderme adecuadamente y que planifiquen la comida de acuerdo a su compromiso.

  8. Estuvimos comiendo la pasada semana y al final nos tuvimos que ir a comer a otro lugar, después de esperar 2 horas, teniendo una reserva que no respetaron, porque la mitad no comió nada, intentando olvidar un lugar nada profesional y nada respetuoso, sin carta, sin comida, desagradable y con harto afán de lucro. Alguien dirá que no era su mejor día y no tuvimos suerte, pero en esas circunstancias es como se conoce a las personas y los lugares. A las personas de las que no quieres recibir servicio alguno y a los lugares a los que no quieres volver nunca. Gracias a Dios a veces no tienes que hacer ningún esfuerzo, porque están juntos en lugares casi despoblados e inaccesibles.

    De primero sólo había pata muy grasienta, que a la mayoría no le gustaba, de segundo una pequeña chuleta, a la que la muchos renunciaron. Más nada. Luego nos invitaron a irnos si no nos gustaba lo que tenían. Paga 20 € y a comer a otro lugar, si eres tonto eres tonto, hoy tenemos muchas gente y tú no eres un buen cliente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *