Archivo de la etiqueta: Amber

#Currytrip DÍA 7 – Subida en elefante al Fuerte de Amber y visita a Jaipur, la ciudad rosa

7/22 · (2012-10-25)

Después de la fiesta de ayer, hemos quedado a las 8,30h con Gattu, que ha quedado en enseñarnos la ciudad rosa: Jaipur. ¿Qué mejor guía que un indio, que trabaja de guía, que habla castellano y que vive en el mismo Jaipur? Tener un guía que hable inglés es un chollo, pero uno que hable español… ¡es un lujazo!

Nos levantamos pronto para poder desayunar sobre las 8.00h. A las 8.30 viene puntual Gattu y nosotros seguimos en el comedor, que aun no nos han servido las tostadas con tortilla que hemos pedido. Después de esperar casi una hora para desayunar, no me como la tortilla porque lleva tomate y cilantro. Este último no lo trago. Nunca mejor dicho.

Salimos rumbo al Fuerte de Amber, un pueblo a 11km de Jaipur, con Gattu como copiloto, preguntándonos qué queremos hacer. Nos dice que se puede subir al Fuerte en elefante y eso me cambia la cara. ¡Los elefantes solo los había visto en los zoos!

Aparcamos para ver el pueblo desde un mirador y nos encontramos con un encantador de serpientes y estamos apunto de ser arrollados por un elefante. This is India!

Después de una subida movida (menudos meneos que pega el elefante), y adelantando a todos los guiris (llevamos el elefante con una guindilla en el culo), llegamos a la cima donde nos está esperando Gattu (también se puede subir andando).



çNos muestra el Fuerte, vemos el Palacio de Cristal (edificio con miles de espejos -incluso diminutos-), un jacuzzi de hace cientos de años y, nos cuenta, infinidad de batallas que allí sucedieron. ¡Madre mía lo que no ha pasado allí!

¡Y las vistas son de las que quitan el hipo!

De vuelta rumbo a Jaipur, hacemos parada para ver el palacio Jal Mahal (Palacio del Agua), que está en mitad del lago Man Sagar. ¡Impresionate!
Ya en Jaipur, junto al Palacio Real (frente a la puerta de entrada), descubrimos que se está rodando una película de Bollywood (un accidente de tráfico entre un coche y un camión), así que nos quedamos por allí hasta que empiezan a rodar. Por ahí saldremos, de fondo en una película de Bollywood, como los únicos 2 blanquitos del lugar… (No sabemos título y tampoco creo que nadie nos diga que nos ha visto).

Una vez dentro, y por la posición de la bandera, descubrimos que hemos coincidido en Palacio con el Majarajá de Jaipur. A ver qué os pensáis, que el Majarajá de Jaipur es un niño de 14 años…

Conocemos al primo de Gattu, otro guía que habla castellano (pero con peor dominio de la lengua) que está de guía de un médico de Costa Rica. Terminamos de ver el palacio y vamos a comer todos juntos.

En mitad de la comida, me da la impresión de que los guías indios (Gattu y su primo) están hablando mucho de mí (y Andoni también lo piensa) y al final, viendo que me estaba mosqueando, me dicen que estaban tratando de emparejarme con una prima… ¡Si no es por media docena de elefantes nada!

Vamos a ver a un amigo de Gattu, que tiene un taller de pintura, hay cuadros preciosos y baratos, pero es demasiado pronto como para comprar nada. ¿Qué hacemos con todo el resto del viaje? Nos cuenta que es tal el nivel de precisión que hay que tener para pintar esos cuadros, que solo se dedican a esas pinturas cerca de 30 minutos al día porque sería malo para los ojos… Como recuerdo, nos escriben nuestro nombre en un grano de arroz.

De allí, vamos a ver la Hawa Mahal (fachada de la casa de los vientos), que es de lo más típico de Jaipur, que es lo que aparece en todas las postales.
Allí, y frente a ella, nos encontramos con más guías amigos de Gattu y, nos ponemos a charlar con ellos un rato. Algunos en castellano, otros en inglés. De repente, nos dicen:

  • ¿De donde sois?
  • España.
  • Ya pero, ¿qué zona?
  • País Vasco.
  • País Vasco no es España.

A lo que va otro y dice:

  • Ze moduz neska polita?

Ahí queda eso. La cara que se nos queda a Andoni y a mí debe de ser de las de órdago…

Seguimos de ruta por Jaipur, pero ahora vamos a ver la fachada del Museo Albert Hall. Este museo está plagado de palomas y es espectacular correr entre ellas… ¡Y mira que me caen mal dan asco!
Cuando íbamos camino del hotel, Gattu nos pregunta si queremos ver/comprar ropa, que esta zona es la mejor para comprar ropa/piedras preciosas de toda India, así que le decimos que sí, le dice al taxista que nos lleve a una tienda y él se baja en casa.

Una vez en la tienda, yo me compro una kurta; Andoni se hace a medida 2 kurtas, 1 camisa y 3 pantalones.