Archivo de la etiqueta: Donostia – San Sebastián

Pintxos del Bordaberri de Donostia

Pintxos del Bordaberri de Donostia 6 chalo84
DONOSTIA – SAN SEBASTIÁN
(GIPUZKOA)

Cuando paseo por la Parte Vieja Donostiarra (y puedo), hago un pequeño descanso para pasarme por el Bar Bordaberri. Siempre me he pedido el mismo pintxo: rissoto de hongos. Me encanta.

No es un bar con la barra llena de pintxos y es que, tal y como dice el “cartel” de la entrada: “Aki se guisa. Respeto y tradición unidos en una cocina”.

Pintxos del Bordaberri de Donostia 7 chalo84Pintxos del Bordaberri de Donostia 2 chalo84Pintxos del Bordaberri de Donostia 3 chalo84Pintxos del Bordaberri de Donostia 4 chalo84Pintxos del Bordaberri de Donostia 1 chalo84

Hace poco, en una ruta gastronómica para controlar el estado de la “no vesícula” extirpada a Andoni, probé 2 nuevos pintxos: el Kebab de costilla de cerdo y el pulpo a la plantxa con membrillo. Magnos.
Pintxos del Bordaberri de Donostia 5 chalo84

Este fin de semana, he pasado de nuevo por allí con 2 amigas catalanas. Decidimos pedir un poco de todo y aprovechar para probar alguno nuevo: el rissoto de setas (obligatorio), kebap de costilla de cerdo, pulpo a la plantxa con membrillo y carrillera de ternera al vino tinto. Increíbles.

El Bordaberri tiene unos pintxos exquisitos y es que, a cada uno de nosotros, nos encantó uno diferente. Todos estaban ricos pero había uno que nos gustaba especialmente: A Mònica le gustó la carrillera, a Aitana le gustó el Kebap y a mí, me sigue encantando el rissoto. [He probado alguna vez el rissoto de queso idiazábal, pero creo que mejor rissoto por un lado y queso idiazábal por otro.]

Pintxos del Bordaberri de Donostia 6 chalo84Pintxos del Bordaberri de Donostia 1 chalo84Pintxos del Bordaberri de Donostia 8 chalo84Pintxos del Bordaberri de Donostia 9 chalo84Pintxos del Bordaberri de Donostia 10 chalo84

Los calamares bravos de la Meji

DONOSTIA – SAN SEBASTIÁN (GIPUZKOA)

“La Meji” es como coloquialmente se conoce a “La Mejillonera”, un establecimiento situado en plena Calle Puerto de San Sebastián y que parece congelado en el tiempo.
Los camareros gritan las comandas, que se suelen resumir en mejillones, calamares bravos y bravas. La salsa es algo espectacular y es lo que le da ese punto a todo lo que allí ofrecen…

Al entrar te tropezarás con las conchas de los mejillones y el alboroto te hará pensártelo dos veces, pero si entras, repites.

Cada vez que puedo, me pido (como poco) media ración de calamares bravos. :)-

Nieve en Donostia

DONOSTIA – SAN SEBASTIÁN (GIPUZKOA)
Si Donostia es una ciudad preciosa, las pocas veces que la nieve la cubre de blanco, lo es más aún.

Este fin de semana habían previsto nieve a nivel de mar pero, aunque nevar sí que ha nevado, no ha llegado a cuajar. Yo, que tenía muchas ganas de ir a hacer fotos, me tendré que conformar con la nevada de enero del 2009.

Aquel año me encontraba en el centro de Donostia y, gracias a Dios, con el equipo fotográfico.

¡¡¡No me digáis que no es espectacular ver una playa nevada!!! ¿¿¿Y poder ver cómo disfrutan los surfistas???

Plaza de la Osa Mayor en Donostia

DONOSTIA – SAN SEBASTIÁN (GIPUZKOA)
Desde mis tiempo de la “Uni” (hace tiempo ya), me había parecido muy curioso encontrarme dos farolas muy próximas entre sí en la Plaza Julio Caro Baroja. No entendía el por qué, y solo le veía el inconveniente del despilfarro energético.

La semana pasada, había quedado con unos amigos en esa plaza, me dediqué a dar una vuelta a inspeccionar. Me extrañaron unas líneas de colores en el suelo y, además, que cada farola tenía una pequeña placa: Dubhe, Merak, Phecda, Megrez, Allioth, Mizar, Alcar y Alkaid.

Vi una placa en una esquina, se fue haciendo de noche y lo entendí todo:

¡Las farolas están en las posiciones de las principales estrellas que forman la Osa Mayor!

The Glutton Dinner 2012

DONOSTIA – SAN SEBASTIÁN (GIPUZKOA)

El sábado 15 se celebró, en el Restaurante Bokado – Aquarium, la nueva edición de la Glutton Dinner. Esta velada de gala es una excelente ocasión, como todos los saraos organizados por los amigos de The Glutton Club, para dar buena cuenta del comercio y el bebercio en excelente compañía.

Esta es la 3ª edición de la Glutton Dinner, al igual que los Glutton Awards, que nacieron en el 2010 con el objetivo claro de premiar la actividad y la labor de personas, empresas e instituciones que trabajen en cualquier área relacionada con el sector agroalimentario y gastronómico, y cuyo trabajo destaque de manera sobresaliente.

Al acabar el cocktail, y antes de sentarse en la mesa, todos los participantes debían pasar por el Fotocol para realizar una auténtica pose natural, pero el flash de mi cámara murió así que, se hizo lo que se pudo. A pesar de todas las complicaciones, descubrimos que existe mucha gente que entrena varias horas semanales tan digna pose, para que salga, naturalmente, lo más natural posible.

Descubro que, después de mi reciente viaje a India #Currytrip, tengo nuevo título nobiliario.

El menú, una exquisitez de Bokado:

Cocktail

Jamón de bellota en pan inyectado
Terrina de txangurro y arroz suflado
Plastilina de pulpo

Menú cena

Bacalao marinado con hortalizas y acelga roja


Hongos salteados con huevo a baja temperatura


Merluza costrada y lechuga de mar


Ternera melosa con vainilla


Postre de chocolate y piña colada

Bodega

Vino tinto D.O. Rioja
Vino blanco D.O. Rueda
Vino rosado D.O. Navarra
Cervezas, refrescos y agua mineral
Café

¡¡MAGNO!!

Este año, los Glutton Awards han recaído en las siguientes personas/empresas e instituciones.

Premio a la Persona Humana: José Ferrer

Premio a la Empresa: Cerveza Dougall’s

Premio a la Empresa: Remelluri

Premio a la Institución: Institut del Cava

¡Felicidades a todos los premiados!

A parte de los Glutton Awards, se entregaron los premios de la Orden de los Huevos con Todo y, también, Vanessa Rodríguez -de Hoy por Hoy San Sebastián- sorprendió a Xabi, Andoni y Nacho puesto que les entregó un detalle en forma de bobina de película. Según comentó, en la cena del año pasado surgió la idea de Los Koskars y se animó a organizarlo con un poco de envidia de estos saraos. Los Koskars es una gala para ver en el cine la gala de los Oscars y de la que solo he oído maravillas. Zorionak Vanessa!

Antes de acabar, realizamos un brindis y prometimos volvernos a ver, como tarde, en la Glutton Dinner 2013.

Poco a poco fuimos agotando los suministros alimenticios y nos fuimos retirando… ¡al bar! Allí, con una lista Spotify creada en conjunto por Ane y Maite (no voy a hacer ningún comentario al respecto), estuvimos hablando y, los más atrevidos, bailando.

Nos íbamos a ir a tomar una copichuela a la Parte Vieja (habíamos convencido a Andoni), pero fue mirar la hora y descubrir que eran casi las 3:00AM así que nos despedimos de la multitud y les animamos a dejar alto el pabellón.

No me digáis que no iba elegante, ¿verdad?

¡GRACIAS CHICOS!
¡SOIS MUY GRANDES!

Oleaje y temporal en Donostia

DONOSTIA – SAN SEBASTIÁN (GIPUZKOA)
Todo el mundo que me conoce un poco sabe que estoy enamorado de Donostia.

Todos mis amigos acaban dando una vuelta por ella antes o después: playa (cuando se puede), paseo por la parte vieja y sus pintxos, subir a Igeldo

A pesar de esto, lo que más me gusta de Donostia ocurre media docena de veces al año (con suerte): el fuerte oleaje que suele azotar Donostia cuando se acerca el invierno (o con el invierno bien metido ya).

Y es que en días de temporal, lo “normal” son olas de entre 5m a 10m, pero hay veces incluso que se han fotografiado olas de cerca de 20m. Y si os ponéis a pensar, 20m son muchos metros… La pena de estas olas es que se suelen dar mar adentro y van perdiendo fuerza según van llegando a la costa.

Hay varios sitios para poder ver este oleaje pero yo destaco dos:

Hace unos años pasé por el Peine del Viento me dejó unas buenas sensaciones impresionantes. No tanto por lo impresionante de las olas, sino por el sonido. Las olas y el viento entran por los chorros crean una atmófera increíble.

Pero el SITIO para ver el fuerte oleaje donostiarra es el Paseo Nuevo. Sin duda.

Tanta suele ser la fuerza de las olas que no hay año en el que no pase algo en el paseo: se cae parte del paseo nuevo al mar, se abre un socavón de 20m, rompe la barandilla de la concha, cae una piedra de enormes dimensiones, inundaciones…

Para tener un poco controlada la hora de mayor altura de ola, me suelo guiar por Windguru, que es la página que utlizan los surfistas para las olas.

Dada la temporada en la que sucede, es mejor que haya menores olas y que sea más temprano, porque anochece enseguida y la luz es primordial (siempre puede llegar una olaza), aunque este factor cambia si vas a hacer fotos o solo a contemplar el espectáculo…

Se suele juntar mucho fotógrafo y curioso por allí, algunos de ellos, contando batallitas: que si cuando eran pequeños jugaban con las olas, que si se sentaban en los bancos a ver quien aguantaba más tiempo sentado…

Ahora, la policía local acordona toda la zona y hay pocos lugares para ver el temporal.

El mejor sitio, es el que os marco en el mapa. Para llegar, y como casi seguro que los municipales habrán cortado el paseo desde el puerto, tendréis subir las escaleras desde la Parte Vieja como si fuéseis a subir hacia Urgull y allí, seguid el paseo hacia los miradores.

Más fotos, más grandes y más info en este post de Se hace camino al andar.

Musika Parkean 2012 – Hércules Brass – Ulia

DONOSTIA – SAN SEBASTIÁN (GIPUZKOA)
El sábado pudimos disfrutar de la penúltima edición del Musika Parkean del año 2012.

Y digo disfrutar a pesar de que se cancelase el picnic, ya que el quinteto Hércules Brass, nos deleitó con un concierto exquisito haciendo un recorrido espectacular de la música, desde barroco, clásico y llegando hasta nuestros días como el jazz.Desde aquí “solo” les pido toquen God Save The Queen la siguiente vez que les vea, que les tiene que quedar… de-re-chu-pe-te. ¡Qué bien suena la música cuando la tocan buenos músicos!

Yo tenía cena y no pude quedarme para ir a tomar unas cañas con ellos, pero espero poder verlos de nuevo en unas condiciones más adecuadas.

De todas formas, justo antes de irme, montamos una sesión improvisada aprovechando los focos de la Casa de Cultura de Intxaurrondo…Incluso los grandes Conde de la Maza y Anthony Worldgate se animaron a posar… ¡Magnos!
Musika Parkean | Web | Facebook
Hércules Brass | Web | Facebook

Más fotos y más grandes del Musika Parkean de Ulía: FLICKR FILARMONIKA

Un Campero en el muro de Sagües

DONOSTIA – SAN SEBASTIÁN (GIPUZKOA)
El Campero es un bocatería que se encuentra en Sagües, en la zona Este de Donostia, por lo que desde esa zona tenemos unas vistas impresionantes de toda la Zurriola. La zona de Sagües es zona surfer, con mucha tabla y neopreno por todos los lados y muy buen rollo. La verdad que el ambiente está genial.

El Campero tiene comedor dentro, terraza fuera y sirve toda la comida para llevar, que es lo que hago siempre que voy; así lo como o en el muro o en la playa.

Su especialidad: los Camperos. ¡Lógico!Tienen una carta bastante amplia pero creo recordar que solo una vez no me he pedido un Campero. Pedí una ensalada de pasta que esta muy rica, pero todo lo que pidamos juega en otra división si la comparamos con los Camperos.Tengo dos Camperos predilectos: bacón y pollo. Ambos excelentes. Y si además hace bueno y los podéis comer sentados en el muro de Sagües con los pies colgado hacia la playa… ¡Impagable!

El Monte Igeldo, mirador de Donostia

DONOSTIA – SAN SEBASTIÁN (GIPUZKOA)
El monte Igeldo es uno de los emblemas de la Ciudad de San Sebastián.
 El encanto del monte Igeldo, aparte de sus vistas, es visitar su parque de Atracciones, que fue inaugurado tal día como hoy, hace 100 años (1912-08-25). Para acceder al parque tenemos dos opciones: coche o funicular. La entrada en coche cuesta 1,90€/persona (no por coche) y en funicular cuesta 2,80€ persona I/V. Mis primeros recuerdos del monte Igeldo fueron subiendo en funicular y pensando que se iba a chocar con el funicular que bajaba. Este viaje en funicular es una de las cosas que hay que probar obligatoriamente, ya que es uno de los más antiguos de España. Para llegar al funicular, podéis coger la línea 16  – IGELDO de Bus.La entrada al parque compensa aunque solo sea por las vistas. Magnífica panorámica de todo Donosita (al atardecer/amanecer es impagable). Cada atracción tiene su propio precio, pero lo más caro como mucho es 2,50€. Tenemos autos de choque, ponys, barcas, casa del terror, paseo de la risa, camas elásticas, montaña suiza, etc. Podéis ver las tarifas en la web del parque.Hace mucho que no monto en ninguna atracción del parque (en realidad ni este ni de ningún otro parque), ya que tengo miedo a la mayoría de las atracciones “gracias” a la montaña suiza de Igeldo. Y no es porque tenga mucha subida y bajada vertiginosa, sino porque suena a muy viejo y, como va bordeando la montaña y parece que te caes al mar. Esa fue mi impresión con unos 8 años; seguro que ahora me fijo más en las vistas, pero…Si no eres de atracciones no pasa nada, puesto que hay unos paseos preciosos, un bar y una cafetería para tomar un tentenpié, unos bancos para perderse en la inmensidad (y preciosidad) de Donostia… ¡No hay excusas!Es muy famoso también el Hotel de Igeldo, donde cada año vienen innumerables celebridades. Nunca he ido, pero una habitación con vistas a la Bahía tiene que ser…

El Monte Igeldo es visita obligada si pasas por Donostia. ¡Sí o sí!

Tse Yang, un chino en el hotel Maria Cristina

DONOSTIA – SAN SEBASTIÁN (GIPUZKOA)
He tenido la suerte de poder pasar por el restaurante Tse Yang, abierto recientemente dentro del restaurante más lujoso de Donostia: el hotel Maria Cristina.[Antes de mostraros los platos, quiero pedir perdón por la calidad de fotos, pero esta parada gastronómica salió un poco de improvisto después de un día agotador. El iphone4S llegó con un 7% de batería al restaurante, sin ninguna otra cámara a mano, así que, tuvimos que racionalizar…]

A primera vista es un lugar impresionante, muy lujoso. No es un chino normal, con chinos de un lado a otro y mucho ruido. Eso, para mí, es parte del encanto de los restaurantes chinos… De lo poco que se oye son los tacones del maître de la sala.

Éramos los únicos autóctonos del restaurante (Gipuzkoanos digo).Los palillos me encantaron y como pueblerino que soy, estuve toda la cena pensando llevármelos a casa. Al final los retiraron, así que fue imposible. También, como pueblerino que soy, no pude evitar jugar mientras llegaba al primer plato. Incluso tuve que preguntar qué eran las salsas, ya que presidieron la mesa durante toda la cena (y más que fueron trayendo).Nos decidimos por el menú Szetchuan, porque era del único menú que tenía Sopa Wonton (plato favorito de Andoni) y encima, un avisaba que era ‘picante’.

El precio no es de los restaurantes chinos que suelo visitar, ya que por lo que aquí come uno, en otros pueden comer una media docena. Dos conceptos totalmente diferentes.Andoni pidió la carta de tés, pero no tenían. Eligió un té verde y viene con azucarillo autóctono de Café Aitona. La primera tetera vino casi vacía. Curioso.

Yo pedí agua para beber y me iban rellenando cuando se daban cuenta. Me gusta que me dejen la botella para que me sirva agusto y más si hay comida picante.Mientras esperábamos, nos trajeron algo que nunca supimos qué era. Rico estaba (un poco seco, pero lo usamos para probar las diferentes salsas), pero no hubiese venido mal una breve explicación… Nunca había probado la Sopa Wanton y creo que la voy a pedir más a menudo. Me gustó, aunque la sopa estaba un poco picantona (aunque es parte de la gracia). Como diría mi abuela, estaba un poco ‘bixigarri’. La pasta rellena estaba rica, aunque le faltaba un poco de ‘chicha’ según Andoni.El rollito de pato picante estaba muy jugoso. Me gustó. La salsa agridulce un poco espesa ayudó, pero un rollito partido por la mitad en ese pedazo de plato quedaba minúsculo.Tampoco había probado nunca el rollito de lenguado. Cuando llegó me dió la impresión que era un pan chino, pero el interior era como una enorme gamba con gabardina acompañada de verduras. Rico.El pollo con albahaca, el filete de buey ‘Szetchuan’ y el arroz blanco llegó a la vez. Me hubiese gustado que el pollo tuviese un poco de salsa para acompañar el arroz blanco, ya que soy de juntar el arroz con la salsa del 2º plato. Estaba tan rico que repetí un poco de todo (menos arroz, que sobró).El postre, muy típico chino: fruta de temporada. Piña, melón, kiwi y mango. No sé, nada chino.En general estaba todo muy bueno, lo que cada uno tiene que ver si compensa pagar ese precio.
Yo, dudo que vuelva.