Archivo de la etiqueta: Holanda

El último Queen´s Day de Amsterdam

AMSTERDAM (HOLANDA)

El día de la Reina de Holanda (“Queen´s Day” – “Koninginnedag”) se lleva celebrando el 30 de Abril desde el año 1948 (nacimiento de la reina Juliana). Juliana, abdicó el 30 de abril de 1980, reinando así Beatriz. Este año (2013), y un par de meses después de haber reservado todos los vuelos y hostales, nos enteramos que la Reina Beatriz había decidido abdicar, siendo el nuevo rey, Guillermo Alejando (por lo que puedo decir que he asistido al último Queen´s Day en bastante tiempo). El año que viene, será el día del Rey o “King´s Day” el 27 de abril.

La juerga gorda suele ser la noche del día anterior, llegando a enlazar con el día de la Reina. Nosotros cuando fuimos al hostal (hemos dormido en un barco) nos encontramos con muchísima gente que ya estaba haciendo cola para estar en las primeras filas y poder ver la ceremonia.

A las 10:00h se produjo la abdicación y el nombramiento del Rey Guillermo Alejando, con los consiguientes petardos y cohetes. Ahí fue cuando nos despertamos y levantamos…

Desde primera hora de la mañana cientos de barcas comienzan a adentrarse en Amsterdam por sus canales. Llevan lo indispensable para pasar el día: música, comida y bebida. Aún así, suelen ir haciendo paradas y abordando bares…

A pesar de que el color naranja no se encuentre en la bandera (rojo, blanco y azul -arriba a abajo-), toda la ciudad se viste de naranja. Y es que el naranja es el color tradicional desde que Guillermo de Orange-Nassau proclamase la independencia en 1648 y naciese así la Holanda moderna.

En 2012, cerca de 1.500.000 personas fueron a Amsterdam a celebrar este día. Este año, las autoridades llevaban diciendo que no se visitara a Amsterdam desde Febrero. Aún así, y dada la peculiaridad del día, seguro que este número de asistentes aumentó.

Nosotros fuimos a pasar la tarde a Museumplein, un parque céntrico en el que hay música casi las 24h del día y miles de personas… ¡Es impresionante!

Como podéis ver, hay fiesta en casi cada calle de Amsterdam. Eso sí, al anochecer la gente empieza a desaparecer y es que, a pesar de que para los holandeses es su mayor fiesta, el día siguiente es laborable.