Archivo de la etiqueta: Kars

F430 Karting Salamanca

SALAMANCA
Dentro de las actividades del fin de semana en Salamanca, participamos en una carrera de Kars. Después de bastante búsqueda por Internet, lo que mejor encontramos (no había mucho más) fue el F430 Karting Salamanca.

Un Karting indoor situado en el Polígono Industrial Montalvo I (C/ Wesley Nº 16) nada fácil de encontrar para los extranjeros, debido a que parece que la mayor parte de los Polígonos Industriales de por aquella zona se llaman Montalvo y se diferencian por Montalvo I, Montalvo II y sucesivos. El lío fue para recordar.

La entrada es espectacular, con una zona de mesas a la sombra para tomar algo mientras esperas o mientras tus amigos andan corriendo. Importante: No se puede beber cerveza antes de pilotar.

Dentro nos encontramos con una gran vidriera en la que podemos ver lo que pasa en la zona de la pista más cercana a nosotros, pero al ser indoor y tener 2 alturas, una televisión nos ayuda con las zonas muertas. Además, las zonas más peligrosas (curvas cerradas y apuradas de frenada) se encuentran subiendo y bajando (y están al fondo), por lo que hay que mirar a la tele sí o sí.

Después de una charla de seguridad de 2 minutos (consistente en: bandera azul te dejas pasar. Si el coche petardea, frenas) salimos a pista. Como no teníamos monos para todos, algunos tuvimos que coger lo que dejaba el otro grupo que, después de cerca de 30minutos pilotando, olía a txoto (frase que se creó allí mismo y perduró todo el viaje).

Como PUNTOS A FAVOR encontramos un trazado atractivo, con curvas ciegas y rápidas; cinturones de seguridad (realmente necesarios) y la ayuda de las cámaras cuando estás fuera para poder seguir la carrera.

Como PUNTOS EN CONTRA pudimos observar un pabellón con poca ventilación (el humo concentrado allí iba «in crescendo»); unos kars poco rápidos (se notaban que tenía el limitador bajo); poca seguridad (yo tuve accidente 2 veces: una por un coche con un compañero y otra porque me encontré un engranaje en pista, lo pasé por encima, perdí tracción y salté contra la «protección» (tubos duros); cualquier accidente ocasionaba una parada de motores desde el ordenador y perdías el ritmo y concentración; cualquier choque acarreaba bronca del vigilante (no te jode, ni que me gustase chocarme).

Nosotros contratamos el pack de 8 minutos de reconocimiento, 8 minutos de lucha por la pole y 10 minutos de carrera. Todo esto, por el precio de 30€ por cabeza.