Archivo de la etiqueta: taberna

Bocadillos del Kortaberri de Zumarraga

ZUMARRAGA (GIPUZKOA)
Cada vez que me junto con mis amigos (sobre todo con los de mi equipo de Baloncesto ‘Gaintxu‘) solemos acabar cenando en el Kortaberri. Tampoco es que haya gran variedad pero están de vicio, nos tratan bien y casi siempre tienen un hueco para nosotros. ¿Qué más se puede pedir?

Aparte de los bocadillos típicos, nos encontramos con 3 bocadillos que solo he probado aquí y que son típicos de aquí: Kortaberri, Pelotari y el Txistulari.

El Kortaberri tiene bacon, setas, cebolla pochada y setas.
El Pelotari tiene albondigas y queso (aunque lo solemos pedir con patatas fritas).
El Txistulari tiene txistorra, huevos fritos y patatas fritas.Casi nunca nos salimos de estos tres bocadillos, pero también hay platos combinados y pizzas. ¿Para qué cambiar si son unos bocadillos hermosos, vienen cargados y acompañados de jarras y jarras de lejía*?

*Lejía: Cerveza con limón.

Un Campero en el muro de Sagües

DONOSTIA – SAN SEBASTIÁN (GIPUZKOA)
El Campero es un bocatería que se encuentra en Sagües, en la zona Este de Donostia, por lo que desde esa zona tenemos unas vistas impresionantes de toda la Zurriola. La zona de Sagües es zona surfer, con mucha tabla y neopreno por todos los lados y muy buen rollo. La verdad que el ambiente está genial.

El Campero tiene comedor dentro, terraza fuera y sirve toda la comida para llevar, que es lo que hago siempre que voy; así lo como o en el muro o en la playa.

Su especialidad: los Camperos. ¡Lógico!Tienen una carta bastante amplia pero creo recordar que solo una vez no me he pedido un Campero. Pedí una ensalada de pasta que esta muy rica, pero todo lo que pidamos juega en otra división si la comparamos con los Camperos.Tengo dos Camperos predilectos: bacón y pollo. Ambos excelentes. Y si además hace bueno y los podéis comer sentados en el muro de Sagües con los pies colgado hacia la playa… ¡Impagable!

El pulpo del Restaurante Galicia en Tábara

TABARA (ZAMORA)
Desde pequeño, y siempre que he podido, he ido a Tábara los sábados. Y no solo porque se celebra el mercado (y eso para los pueblos pequeños como Faramontanos de Tábara da la vida), sino porque es la mejor excusa para poder pasar por Bar-Restaurante Galicia (ahora llamado Galicia II) a tomar el Vermouth.

Hace unos años que movieron la localización apenas unos metros (antes se encontraba junto a la gasolinera de Tábara y ahora se encuentra detrás de ella) y, aunque ahora está un poco más escondido, la visita es obligada.

Hay dos raciones obligatorias: Mollejas y Pulpo. Ambas exquisitas.

El restaurante Galicia II le da importancia al contenido y no tanto al continente y, realmente, compensa. Comida casera y riquísima para acabar con el pan de tanto rebañar el plato.


Los pinchos morunos de Litos

LITOS (ZAMORA)
Cada vez que paso por Faramontanos de Tábara, en Zamora, voy a dar una vueltecilla por un pueblo que se encuentra a unos 15 minutos llamado Litos. En realidad no hay mucho que ver allí, pero sí mucho que comer.

Litos tiene un bar/restaurante llamado 5&caña archiconocido por sus pinchos morunos y sus carnes a la brasa.

He cenado un par de veces allí y me acuerdo que estaba todo riquísimo, pero tengo que reconocer que no me acuerdo cómo nos salió de precio. Eso sí, hicimos tan buenas migas con el camarero que nos invitó a un chupito de hierbas antes de irnos.

Lo que sí que suelo hacer a menudo es ir a comer pinchos morunos. Cada vez que puedo me escapo,  ya sea verano, Semana Santa o un fin de semana cualquiera…

Si vas sobre las 20.00h es casi imposible que encuentres sitio libre en las mesas y te tocará comerlos en la barra pero, aún así, merece. ¡A 1,20€ cada pincho moruno! Esto a los norteños nos impresiona…

Tienes la opción de elegir los pinchos que piquen o que no piquen por el mismo precio. Yo soy de los que “sí”. Y es que a veces vienen con el pimentón desde la brasa y, otras veces, te lo traen para sazonar al gusto; todo depende del día.

Para acompañar y, en ocasiones, bajar el picantón, tendremos pan “de pueblo”. Para picar, y mientras llegan los pinchos suelen poner aceitunas o similares.

Bocadillo de tortilla de txaka del Juantxo

DONOSTIA – SAN SEBASTIÁN (GIPUZKOA)
No sé si hay algo más mítico en Donosti, por lo menos gastronómicamente hablando, que los bocadillos de tortilla de patata con txaka del Juantxo y, si hace bueno y podemos irlos a comer al muro del puerto, es lo más.

Mis primeros recuerdos de comprar comida (y hablamos cuando mis padres me dejaban ir solo a Donosti y no me metían un bocadillo de tortilla de jamón en la mochila) son en el Juantxo. Muy fácil de encontrar, en plena Parte Vieja (lleva una vida allí) y a un paso de la playa de La Concha y la playa de La Zurriola.

Siendo serios, hay que decir que hay muchas más cosas que estos bocadillos de tortilla de patata con txaka (tienen otro bocadillo muy famoso: el bocadillo de calamares; también hay pintxos, cazuelitas, bolinches, etc. Todo bastante rico.). Siendo serios también, hay que decir que un alto porcentaje, va solo a por el bocata que os describo.

Ahora, de todos los que hemos pasado ya por allí, ¿quién no recuerda esas conversaciones a través del micrófono con la cocina?: “Xolomo gaztakin ¡Bi!; Txorixo egosia ¡Bat!” – ¡Qué recuerdos!

Nosotros, que éramos muy cucos, comprábamos los bocatas para llevar y comprábamos las latas de Coca-Cola en una tienda de mejicanos que hay justo al lado. Casi todo el mundo, por lo menos con buen tiempo, lo pide para llevar, porque no hay muchas mesas. Incluso en la parte trasera tiene una terraza que casi siempre está llena. Yo, a día de hoy, lo sigo haciendo.

Ahora, un bocadillo de tortilla de patata con txaka cuesta 4€ y una lata en la tienda de al lado, 0,60€, así que por menos de 5€ podemos comer (casi) como Reyes…

Si llevamos todo esto al puerto, no pagamos extra por terraza y las vistas son las mejores del mundo. Y tengo miedo de quedarme corto…

CALIDAD-PRECIO: 9/10

Huevos con todo del Txapela

Huevos con todoDONOSTIA – SAN SEBASTIÁN (GIPUZKOA)
Hace relativamente poco descubrí el ya famoso “huevos con todo” del Txapela. Hace bastantes años era muy famoso pero no se sabe muy bien porqué, desapareció. Ahora se ha recuperado ese plato que era tan sonado en el barrio de Igeldo.


Se trata de menú casero, que a mí me viene genial para impresionar a las visitas. Con ‘solo’ un plato, se come sobradamente y está exquisito. Todos los productos son caseros y eso se nota;

Huevos con todo (menú)

  • Los huevos son de las gallinas de Lauspeltz (casa de los Galparsoro).
  • Todo lo que deriva del cerdo: la panceta, el lomo y las salchichas son del criador y elaborador de productos de cerdo Eguskitza, caserío que se encuentra en el barrio de Meagas (familia Subijana, con Patxi Subijana y Arantxa Zendoia, y sus hijas).
  • Las croquetas las elabora Ioritz Galparsoro. La bechamel es de leche de vaca de Igeldo.
  • Los pimientos son de Piquillo de Lodosa.
  • Las patatas son alavesas, de Agurain-Salvatierra. Son patatas “de verdad” y las freirán al momento.
  • Postre: arroz con leche.
  • La bebida, además de agua (opción a que sea del grifo sin coste alguno), hay sidra de Calonje (Sidrería de Igeldo).

Precio del Huevos con todo: 11,50€

Podrás ver algo más de información en la propia web del HUEVOSCONTODO.

CALIDAD-PRECIO: 8/10

La txuleta de Aizpurutxo

Txuleta de AizpurutxoAIZPURUTXO (GIPUZKOA)
Hace tiempo que suelo ir al Restaurante Itziar de Aizpurutxo, aunque si tengo que decir la verdad, he tenido que investigar cómo se llamaba porque para mí, siempre serán las chuletas de Aizpurutxo. Si me diesen 1€ por cada persona que he llevado a comer/cenar, ahora mismo tendría (como mínimo) para pagar una comida.

Es un menú sencillo, sin ninguna floritura pero para comer en cantidad y calidad:

Con los primeros, el puchero se queda en la mesa hasta que vienen a recoger por lo que puedes servirte cuanto quieras. También hay ensaladas abundantes, fritos y  revueltos.
De los segundos poco puedo decir; alguna vez algún amigo ha comido pollo y la ración era de medio dinosaurio. Casi todos mis amigos siempre que vamos, pedimos la chuleta. Normal, vamos a eso. Las chuletas son exquisitas y  pocas veces entran en el plato. El resto es una excusa.

En los postres caseros destacan el goxua, tarta de queso y el arroz con leche.

La tarta de queso va por rachas: te puede tocar una tarta de queso buena o  muy buena (en muchas ocasiones). Su base es galleta-galleta.

Yo soy de goxua, que es como un flan con bizcocho por dentro. Después de comer todo lo que os digo, alguna vez hemos repetido goxua. Creo que eso lo dice todo.

Nunca he pagado más de 20€, incluyendo bebida, pan, postre, café y chupito.

Un lugar recomendable, tanto para ir solo como para ir con cuadrilla. Tiene una sala amplia, una sala con una mesa alargada y, si vas solo y no hay mucho sitio, te puede tocar en una mesa con más gente (y si no te importa, puedes comer también en el bar). Suele haber mucho barullo en cualquiera de las 3 zonas. Eso sí, reservar con tiempo por teléfono (943 852630) para grupos grandes.

Lo peor de tener que comer una chuleta es tener que ir hasta allí. Se encuentra entre Urretxu y Azpeitia Azkoitia y con muy mala carretera y muy poco sitio para aparcar. Tampoco podía ser todo bueno, ¿no?

CALIDAD-PRECIO: 10/10